equipo-trabajo

¿Cómo hacer para que el Trabajo en Equipo funcione?

Que el equipo exista, no significa que trabaje de forma armónica. Aquí algunos consejos para alcanzar con éxito los objetivos planteados.

Todos sabemos la importancia de aprender a trabajar en equipo y las cualidades personales que se necesitan para poder llevarlo a cabo de forma óptima, sin embargo, ¿cómo hacer para que la un buen trabajo en equipo se mantenga en el tiempo?

Como bien dijo Henry Ford: “Juntarse es un comienzo. Seguir juntos es un progreso. Trabajar juntos es un éxito”.

Según la Organización Mundial del Trabajo, desde hace algunos años se están buscando equipos de trabajo ágiles y multidisciplinarios con objetivos claros en común.

workteam

Esta agilidad y diversidad, no sólo en aspectos técnicos y académicos, sino también de género, nacionalidad y edad, presentan nuevos desafíos para quienes están al mando.

Un grupo no es simplemente un conjunto de personas que se reúnen bajo un objetivo en común, el trabajo en equipo es mucho más que eso; requiere de sutiles estrategias y una visión tanto global como particular de cada miembro.

Analicemos algunos elementos que pueden ayudar a que realmente funcione:

Comunicación transparente y horizontal

En primer lugar y casi como un principio, es fundamental que la comunicación sea horizontal, es decir, que haya respeto por todas las opiniones y que no se trate de “un yo sino un nosotros”. Una comunicación horizontal es la que hace más preguntas que respuestas y también permite el error.

De la mano de los puntos mencionados, también en la comunicación la escucha activa será fundamental. Debe existir entendimiento y la información tiene que estar disponible para todos los miembros.

Pero también existen algunas herramientas tangibles, que si son bien usadas pueden optimizar la comunicación en la oficina. Correo electrónico, un chat privado a través de un grupo en Skype o WhatsApp; incluso herramientas de organización de tareas, son algunas de las opciones que se pueden plantear.

Un detalle no menor: si estás al mando del equipo, recuerda hablar siempre en positivo. Resalta lo positivo y aquellas equivocaciones del equipo no las plantees como un error, sino como una oportunidad para mejorar. El lenguaje positivo genera confianza, estimula y contagia al resto de una buena actitud.

Planificación a corto y largo plazo

planificacion corto plazo

De la mano de una buena comunicación, viene una correcta planificación. Definir las actividades a corto y largo plazo ayudará a conseguir los objetivos en un tiempo realista.

También es necesario establecer de forma clara las tareas de cada miembro del equipo. Quienes están al mando de los equipos, deben tomarse los tiempos para acompañar los objetivos individuales de forma personal y los objetivos de equipo de forma grupal.

Otro elemento a tener en cuenta son las microreuniones de forma semanal o quincenal serán una forma ágil de analizar cómo va el trabajo propuesto y servirá para dar un giro si es necesario.

Inversión en formación de cada puesto

Como dijimos al principio, en la diversidad está la clave y esta diversidad tiene que verse potenciada por una empresa que permita que sus empleados se capaciten de forma constante. Cursos cortos, presenciales u online; incluso carreras de grado o Másters deben estar dentro de los objetivos de quien está al mando de un equipo de trabajo.

Por ejemplo, en el ámbito del marketing digital, donde cada día salen cosas nuevas, resulta fundamental que todos los miembros del equipo se formen en su día a día.

Esto generará no sólo sentido de pertenencia por parte de cada miembro con la compañía, sino que también aumentará la productividad y la autoestima de la persona que se descubre valorada.

 Darle un espacio al Feedback

Quizás no te lo esperabas, pero el cliente también es parte de tu equipo. En definitiva si nuestros resultados no dejan contento a quienes debemos rendir cuentas, pierde todo valor el esfuerzo que realizamos.

Luego de presentar una campaña, exponer un proyecto o entregar un producto o servicio, debemos estar sumamente atentos a la respuesta del cliente ya sea interno o externo.

El dejarse interpelar por los clientes le permitirá al equipo entender sus ventajas o no frente a la competencia, afianzar la relación, e incluso ser un incentivo para generar procesos de mejora continua.

Artículos relacionados

10 Predicciones de HR para el 2020

10 Predicciones de HR para el 2020

Compartimos el análisis de David Green, escritor, orador, y consultor global sobre recursos humanos quien “arriesga” su visi [...]