¿Hay tareas que te cuesta realizar? Practica el Principio de Premack

La teoría de Premack te ayudará a  concretar de formas más sencilla, aquellas tareas que te cuesta realizar en esta cuarentena.

David Premack junto a su esposa Ann James Premack realizaron diversas investigaciones sobre el condicionamiento operante entre los años 1954 y 1959

La hipótesis que intentaban demostrar era que una respuesta conductual poco frecuente puede ser reforzada mediante otra respuesta, siempre y cuando esta última implique una preferencia mayor sobre la primera.

Es decir, si hay una actividad que nos despierta poco interés, lo más probable es que esta última no nos surja de forma espontánea, es más inconscientemente intentemos evitarla, sin embargo si inmediatamente después de realizarla tenemos la posibilidad de comenzar una actividad que sí nos interesa, entonces la primera aumentará la probabilidad de ser repetida, e incluso será más sencillo al momento de realizarla.

Después de varias semanas en cuarentena, muchas personas se esfuerzan a diario por realizar una gran cantidad de tareas para poder aprovechar el tiempo en casa. No sólo hablamos de aprender nuevas recetas de cocina o rutinas de ejercicios, sino también el comienzo de una formación o especialización académica.

Pero es en este esfuerzo diario, donde si no hay estrategias, terminará siendo una especie de autoexigencia que nos cansará más e incluso provocará que dejemos de hacer aquellos que nos atrae y comencemos a sentir que fracasamos.

Es importante que frente a una situación tan “anormal” como la que vivimos no te juzgues y te permitas, día a día, vivir las cosas con naturalidad.

Sea cual sea tu forma de afrontar esta cuarentena afrontar el contexto presente usando el principio de Premack te resultará sumamente beneficioso:

          Lo primero que debes hacer es generar una rutina. No es necesario que sea rígida, pero si con tiempos y espacios claros.

          Tu rutina debe estar distribuida no sólo con “obligaciones” sino también con tiempos de esparcimiento y descanso.

          Es ahora cuando podemos aplicar la teoría de Premack: ¿Cuál es la actividad menos motivadora que debes realizar? Analiza y selecciónala.

          Dedícale entre una hora y media a dos. Luego busca alguna actividad recreativa, puede ser cocinar, pintar, ver una serie o realizar videollamadas con amigos.

Esta pequeña y simple estructura hará que puedas sentirte motivado al momento de realizar alguna tarea que no te agrade.

¿Qué sucede si tienes que trabajar? Ya está claro que el teletrabajo ha ocasionado en varias personas un grado de estrés bastante alto, no sólo porque muchos no poseen en sus casas espacios y tiempos indicados para realizar tareas laborales, sino por una cuestión física: las reuniones online incrementan nuestra carga cognitiva debido a que varias de sus características ocupan gran parte de nuestra capacidad consciente, aspecto para el cual nuestro cerebro no estaba entrenado.

En este caso y volviendo a la teoría de Premack, sería importante que inicies el día con tus actividades laborales, pero no superando las dos horas de trabajo (si puedes). Intenta hacer un pequeño descanso entre medio aunque sea de 15 minutos y cuando termines ¡realiza aquella actividad que tanto disfrutas!

Artículos relacionados