Changemaker: tendencia empresarial hacia el cambio

Una tendencia que va marcando el rumbo de muchas empresas es su compromiso con el medio ambiente y la sociedad. Las Changemakers surgieron como un salto evolutivo a la perspectiva actual de Responsabilidad Empresarial.

Las marcas que decidieron convertirse en “generadoras de cambio” no sólo buscan empatizar con problemáticas sociales o ambientales, sino tener la capacidad de generar negocios e impacto social en partes iguales.

La propuesta es que tanto grandes empresas como startups, definan su propósito en el mundo para no quedarse relegadas. Es decir, pasar del storytelling al storydoing, tomar acción.

Gracias a esta nueva tendencia, cada vez más marcas se posicionan de forma pública ante los gobiernos pidiendo cambios legislativos o apoyando políticas que concuerden con sus valores.

Un pedido ciudadano

La inestabilidad económica de muchos países, acompañada de crisis políticas y la preocupación ciudadana por temas como el medioambiente, han dado lugar a una situación que las marcas no pueden relegar.

Son los propios consumidores quienes demandan cada vez más un posicionamiento por parte de las compañías haciendo que su tradicional Responsabilidad Empresarial tenga un mayor compromiso y así poder generar relaciones de valor con ellos.

Un claro ejemplo es Ashoka, la mayor red internacional de emprendedores sociales, una organización global, independiente y sin ánimo de lucro que apuesta la innovación y cuyo objetivo es acompañar a cada profesional y empresa para convertirse en un verdadero changemaker.

Seguramente en estos momentos aún continúes preguntándote, pero ¿cuál es la diferencia entre RSC y ser una Changemaker? pues no tienen nada que ver una con la otra y su diferencia radica en la existencia misma de la organización.

Es decir, la primera crea la empresa y luego se involucra en causas en las que por su actividad tiene cierta responsabilidad. Por el contrario, la segunda es un tipo de empresa que por su mera existencia ya genera un impacto social positivo.

Pero lo más interesante es que lo se busca es no perder la generación de valor y negocio.

Un área donde se ha presentado un creciente interés por ser generadores de cambio, es en el turismo, donde emprendedores sociales de este sector en todo el mundo apuestan por la innovación, el impacto social y la generación de negocio a través de proyectos empresariales sostenibles que transforman la sociedad. Y no solo se limitan a lo anterior, sino que cambian el paradigma demostrando que el turismo sostenible es totalmente rentable.

Pero no sólo el sector turístico ha puesto manos a la obra, en toda América Latina se destacan diversas empresas que han logrado conjugar negocios e impacto social de una forma exitosa, sólo por nombrar a algunos están la marca de ropa de abrigo Höseg, una compañía donde la compra de un producto genera la donación de una chaqueta a un chico en una comunidad rural; Ciudad Saludable que promovió la creación de 35 microempresas y más de 40 asociaciones de recicladores informales; RedActivos que mejora los ingresos y las destrezas de más de 350 personas con discapacidad mental mediante la comercialización de productos elaborados por ellos; entre varias más, entre muchos más.

¿Ya sabes qué podría llegar a hacer tu empresa para cambiar el mundo? Piénsalo y descubre cómo se pueden obtener grandes resultados económicos y generar impacto social en partes iguales.

Artículos relacionados